domingo, 1 de noviembre de 2015

ArcoIris de fuego





Es considerado uno de los fenómenos atmosféricos naturales más extraños. Consiste en una especie de aurora boreal multicolor en mitad del cielo. Se puede contemplar en lugares con muy bajas temperaturas, especialmente en países del norte de Europa y las zonas más frías de Canadá. 

Para que se produzca las nubes tienen que ser tipo cirros, deben estar a unos 20.000 pies de altura (1 pie equivale a 30.035 centímetros), y con la exacta cantidad de cristales de hielo. Además, la luz solar debe ser tenue e incidir sobre los cristales en un ángulo preciso de 58 grados.



Un arco circunhorizontal o arco circunhorizonte (CHA, abreviado en inglés), también conocido como un arcoiris de fuego, es un halo o un fenómeno óptico similar en apariencia a un arco iris horizontal, pero se diferencia en que es causado por la refracción de luz a través de cristales de hielo en nubes cirrus.
Ocurre sólo cuando el Sol está alto en el cielo, por lo menos 58° sobre el horizonte, y sólo puede ocurrir en presencia de nubes cirrus. De esta manera no puede ser observado en lugares al norte de los 55°N, excepto desde montañas ocasionalmente.

El fenómeno es bastante raro porque los cristales de hielo deben estar alineados horizontalmente para refractar el alto Sol. El arco es formado a medida que los rayos de luz entran a los cristales hexagonales planos orientados horizontalmente a través de una cara de lado vertical y termina a través de la cara inferior. Es la inclinación de 90° la que produce los colores bien separados como arcoiris y, si la alineación de los cristales es bien correcta, hace que la nube cirrus completa brille como una llama de arcoiris.


Un arco circunhorizontal puede ser confundido con un arco infralateral cuando el Sol está alto en el cielo; el primero está siempre orientado horizontalmente mientras que el segundo está orientado como una sección de un arcoiris, por ejemplo como un arco estirándose por arriba del horizonte.


Un ejemplo particularmente bueno fue fotografiado sobre el noroeste de Idaho el 3 de junio del 2006, y fue publicado en el New Scientist y el Daily Mail (este último bajo el subtítulo de "arcoiris en llamas"). Como el evento fue regularmente mostrado en las National Geographic News, las noticias se difundieron rápidamente por Internet.


No hay comentarios:

Publicar un comentario