Civilizaciones Perdidas




La Atlantida



Nuestro mundo desde épocas remotas ha tenido civilizaciones que han desaparecido a lo largo de los siglos, algunas son consideradas producto de una mente fantasiosa, otras dejaron edificios y ruinas que aun se conservan en la actualidad pero muchas de ellas aún no han sido descubiertas, considerándolas solo mitos que perduraron en el tiempo sin base científica. La Antigua América fue poblada por civilizaciones que la Historia no documenta. De donde vinieron estas civilizaciones y porqué desaparecieron es parte del misterio que la Humanidad debe descifrar. Estas civilizaciones han sido muchas pero mencionaremos aquí las mas importantes:


Temas de Civilizaciones Perdidas


Estela de Copán sitio arqueológico, (1844)
En 1839, el rico abogado y arqueólogo aficionado estadounidense John Stephens y el arquitecto, dibujante y fotógrafo británico Frederíck Catherwood descubrieron en las selvas de Centroamérica lo que parecían ser las ruinas de una antigua civilización. Y eso eran. Durante siglos, los árboles habían ocultado los restos de la cultura precolombina más avanzada: la maya. Desde ese mismo instante las preguntas se agolparon en la mente de cientos de investigadores de lodo el mundo. ¿Qué había sucedido con los habitantes de aquellas extraordinarias ciudades, ahora desiertas? ¿Cómo pudo desmoronarse una civilización que poseía asombrosos conocimientos matemáticos, astronómicos y médicos, así como una lengua y un sistema de escritura propios? Para Jared Diamond, profesor de Geografía de la Universidad de California (EE.UU.), lo que sucedió fue que aquella sociedad, simplemente, colapso. Un hecho que describe en su libro -titulado, precisamente, Colapso- como "un drástico descenso del tamaño de la población humana y/o la complejidad política, económica y social a lo largo de un territorio considerable y durante un período de tiempo prolongado". 
En el año 1836, Frederíck Catherwood conoció a John Lloyd Stephens en Londres, naciendo entre ambos una gran amistad. Tras leer el relato de las ruinas de Copán publicado por Juan Galindo decidieron visitar América Central a fin de completar esa documentación con más datos e ilustraciones. Los expedicionarios alcanzaron su objetivo en 1839 y se mantuvieron juntos durante los siguientes años, visitando y documentando docenas de yacimientos arqueológicos, muchos de ellos por vez primera.

Juntos publicaron el libro Incidentes de viajes a Centroamérica, Chiapas y Yucatán, 1841, con textos de Stephens e ilustraciones basadas en los dibujos de Catherwood. Para la realización de sus dibujos, éste utilizó cámara lúcida obteniendo espléndidos resultados.

Stephens y Catherwood volvieron a Yucatán para realizar nuevas exploraciones, publicando posteriormente Incidentes de viajes a Yucatán, 1843. Para la realización de sus dibujos, Catherwood llevó también una cámara fotográfica (daguerrotipo) con la intención de documentar los hallazgos. Sin embargo, la cámara sólo la emplearon para congraciarse con sus anfitriones mexicanos, sacando retratos de los mismos.

En los siguientes años Catherwood publicó Vistas de antiguos monumentos de América Central, Chiapas y Yucatán, 1844, donde incluía 25 litografías en color, procedentes de aguafuertes realizados de varias ruinas.

La pregunta es: ¿qué provocó ese colapso en las civilizaciones pasadas? Y otra aún más interesante: ¿podría un destino semejante cernirse sobre nuestra sociedad, dejando como únicos testigos de nuestro paso por la Tierra las ruinas de los rascacielos de Nueva York o de la Torre Eiffel? Durante mucho tiempo se ha sospechado que la desaparición repentina de algunas civilizaciones se debió a desastres ecológicos muy virulentos, como erupciones volcánicas, sequías profundas y prolongadas, inundaciones devastadoras... Sin embargo, aunque hayan sido un factor determinante en ciertos casos, este tipo de fenómenos no justifica todos los "colapsos" que se han producido. Por eso, tras estudiar diversos modelos reales del pasado, se ha llegado a catalogar cinco factores principales que llevan al desastre total, cuyo orden no presupone una importancia especial sobre el resto y que pueden combinarse entre sí.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada